Andanzas Pachequianas:

Por Braulio Rodríguez

Esta vez los amigos se detuvieron en los templos de los lugares visitados por el poeta de los colores, es el liquor store de la calle Las Carreras esquina Av. Juan Pablo Duarte. Ese lugar era el centro de diversión, negocios y para teorizar acerca de los problemas cruciales de la humanidad, de la política, de la religión y los asuntos místicos del universo. Pacheco se nutría de ese grupo elitista de Santiago compuesto por intelectuales, académicos, hombres de negocios, profesionales liberales y amantes del arte.

Como los dominicanos sabemos tanto, ahí se resolvían los problemas del Medio Oriente, la guerra entre Israel y los árabes, el teorema de Pierre Fermat, la posibilidad de la inconstancia de la velocidad de la luz, la forma en que la partícula de Dios proporcionó materia para la construcción del universo entre otros asuntos de la física cuántica que realmente me asombraban cuando Claudio Pacheco los abordaba conmigo.

pacheco

Manuel Santana un mecenas importante del artista fue quien me puso al tanto de los asuntos científicos que se debatían en esas peñas de la élite profesional de la ciudad y amante de la buena bebida. Santana fue el vínculo para que nos asignaran el salon al mejor estilo europeo para el desarrollo de la actividad, una bebida exquisita y un brindis Gourmet a todo dar con precios a la justa medida de los poetas y pintores que por lo general estamos “descuartados”. Esta vez se pudo hacer un “serrucho” para pagar la mitad de la cuenta, se pudo dar propina y Santana nos salvó de una situación engorrosa.

La actividad formal inició con retraso. El maestro de ceremonias Guillermo Torres Corsino llegó media hora de tardanza. Esto permitió las teorizaciones, el caos al estilo Pacheco y el “esto se jodio”, frase de batalla del amigo ido que resonó a lo largo de toda la noche. Me aparté del grupo llamando a Guillermo para hacer el programa de los doce apóstoles pachequianos reunidos por vez primera este año. Dicté el programa a fin de que Guillermo lo siguiera sin apartarse del mismo. Sabía que era imposible. Dos de los miembros del grupo cumplieron años, el Dr. Julian Pichardo y el poeta Roberto Kapell quien dijo sentirse orgulloso de haber nacido el mismo día de Máximo Gómez. Para indicar el presagio de futuras discusiones alguien recordó que Richard Nixon también había nacido un 9 de enero. Con un “chafa” Kapell dijo que no pronunciarán ese nombre en la reunión.

Las palabras de inicio fueron para el anfitrión Manuel Santana, líder del grupo. La jornada fue dedicada a Venezuela. Dos venezolanos nos acompañaron. El maestro Alvaro Gómez, uno de los tres maestros plásticos vivos de mayor trascendencia del hermano país y la señorita Anggy Muñoz. Santana dio las gracias por la participación de los presentes en esta tercera andanza bajo su dirección y la décima en que participamos una parte del grupo. Hizo una radiografía de la situación venezolana ponderando de forma sincera las calamidades de muchos hermanos venezolanos. Analizó la relación históricas de nuestros países y la deuda de solidaridad del pueblo dominicano con el país del gran Orinoco.

El maestro Álvaro Gómez agradeció nuestro gesto y aportó datos sobre Venezuela y los sinsabores de la clase media y la empresarial. Abogó por una doctrina del amor.
Analizó su breve amistad con Claudio y la orientación inicial que recibió, los contactos y lugares que conoció que a la postre sirvieron para poder posicionarse en este pueblo. Finalizó con un poema añorando sus vivencias venezolanas desde las calles de Santiago.

En mi turno hice una semblanza de Claudio Pacheco y sus atributos manejando los temas, los motivos y la luz en sus creaciones entre otras consideraciones estéticas.

pacheco 1

Con los momentos poéticos aparece el espíritu de Claudio y los debates teóricos. El caos es dominante y las bebidas comienzan el efecto. Kapell dedica la poesía de Rene Montes de Oca titulada “América” sin Estados Unidos, ni Canadá, al Comandante Chávez. Termina los versos con la frase: “Patria o muerte venceremos”. El maestro venezolano Gómez responde: Aunque nos jodemos!

Santana llama a la calma ante el conato de debate amistoso que se enciende, pero, que puede salirse de control. La confusión intenta apoderarse del escenario y Corsino toma el timón y le da el turno a Pache Franco quien nos conmueve con par de poesías extasiantes.

El pintor dominico estadounidense Eduardo Núñez con su castellano con acento inglés y por indicación del maestro de ceremonias explica sus creaciones relacionadas con Pacheco. Hay una obra donde aparecemos Yoryito Morel, Claudio, Guillermo y yo. El pintor detalla los motivos que lo condujeron a hacer la obra. Técnicas, materiales usados y los personajes. Guillermo aprovecha y nos hace firmar por detrás a todos los presentes la misma y manifiesta que la obra es de todos y que no puede venderse sin el concurso de los firmantes. Determinó que el destino final de la obra será para un museo dedicado al santo de los pintores Claudio Pacheco. De golpe y porrazo Guillermo invalidó mi condición de testar al destinar el final de la impronta y de otra que se desveló luego.

Debo manifestar que la pintura a acuarela del maestro retratista Eusebio Vidal nos emocionó a todos. Puso todo su arte pintando a Pacheco sonriendo en una pose diferente a todas las previas. Corsino hizo una ponderación de la obra con lujo de detalles, alabó al maestro Vidal y nos hizo firmar a todos los presentes la misma. Tampoco se podía vender pues era un BIEN DEL GRUPO, yo que la había mandado a hacer y la pagué era solo el guardián de la misma hasta que el grupo decidiera quien sería el próximo. Determinó que la misma sería para el museo dedicado a Claudio. Todos aprobaron sin preguntarle al dueño que soy yo. La democracia del grupo es así. Las fotos comenzaron a llover y los arreglos de la herradura a formar para las mismas eran bajo discusión.

pacheco

El caos se adueñó finalmente del ambiente. Los debates poéticos entre el maestro Alvaro, Kapell y Corsino declamaron entre ellos hasta que recordé que nos habíamos pasado con dos horas de un salón cuyo uso tenían un mínimo de gasto de 20 mil pesos. Al parecer el “jumo” común se nos quitó a todos con mi advertencia.

Se hizo el “serrucho” se dio la propina aunque nos fiaron la mitad de la cuenta pues el dinero recolectado solo dio para pagar la mitad. Manuel Santana nos salvó de pasar una tremenda vergüenza.

La próxima andanza será para Santo Domingo. Se aprobó para el Día de Duarte sábado 26 de enero. Se dedicará a los pintores Leon Bosch y José Cestero. Dos maestros inmensos de la plástica dominicana. La Cafetera de la calle El Conde será el lugar de celebración.

Las andanzas Pachequianas apenas comenzaba. Hacer el recorrido repartiendo los mismos actores del último recorrido de Claudio con nosotros en vida merece otra narración. Unos cuarenta kilómetros de discusiones ásperas me esperaban con Yoryito Morel y Corsino. Eduardo como habla más inglés que español, callaba y reía de buena gana ante mis malas palabras y las exageraciones de Corsino.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s