Poemas de Aída Cartagena Portalatín:

Una Mujer está Sola

Una mujer está sola. Sola con su estatura.
Con los ojos abiertos. Con los brazos abiertos.
Con el corazón abierto como un silencio ancho.
Espera en la desesperada y desesperante noche
sin perder la esperanza.
Piensa que está en el bajel almirante
con la luz más triste de la creación.
Ya izó velas y se dejó llevar por el viento del Norte
con la figura acelerada ante los ojos del amor.
Una mujer está sola. Sujetando con sus sueños sus sueños,
los sueños que le restan y todo el cielo de las Antillas.

Seria y callada frente al mundo que es una piedra humana,
móvil, a la deriva, perdido el sentido
de la palabra propia, de su palabra inútil.
Una mujer está sola. Piensa que ahora todo es nada
y nadie dice nada de la fiesta o el luto
de la sangre que salta, de la sangre que corre,
de la sangre que gesta o muere en la muerte.
Nadie se adelanta ofreciéndole un traje
para vestir una voz que desnuda solloza deletreándose.
Una mujer está sola. Siente, y su verdad se ahoga
en pensamientos que traducen lo hermoso de la rosa,
de la estrella, del amor, del hombre y de Dios.


El Mar

Olas que no sabemos donde empiezan

ni dónde acabarán.

Rebaños locos…blandos…

Hojas que no le sirven para alimento:

la vida, los sueños.

El alma frente al verde de los almendros

silenciosos,

La Esfinge calló al contemplar el Nilo.

( Las aguas hacen nido en la arena).

La luz que duerme se recuesta

en su recodo del confín,

mas allá de la vida y de la muerte.

La tierra, el mar, nosotros: !Lámparas que vacilan!


Sangre sin Nombre

Remolinos de pasiones pretéritas

en espíritus angustiados de futuro.

El mundo es la sangre.

El hijo ha glosado tu poema en su hijo,

Sangre verde en los árboles;

sangre sin sentido perdida en la roca

donde es polvo Adán.

El firmamento ha hecho un crepúsculo

para enterrar tu sueño.

El hombre un nido sin luz

para vaciarte al fondo.

El Cenáculo de los creyentes cerró

sus puertas.

El tiempo te ha hecho hojas para darte nombre.


Cómo llorar la muerte de una rosa

«De todos los hombres que están vivos, ¿quién sabe algo?» Eclesiastés.

 

¿Cómo llorar la muerte de una rosa,

si los amaneceres han desdoblado el Mundo,

y en la hierba que tiembla cerca de los rosales

se han quedado las albas vueltas gotas de agua?

Sólo desde la tierra

tienen brillo de ámbar las estrellas.

A la tierra amarga vuelva

la lluvia del color de los rosales.

Sentir como los musgos se asen a las piedras:

¡hay un rencor en la brisa viajera!

Hombres no han llorado

porque caen los hombres.

¿Cómo llorar la muerte de una rosa?

 

aida_cartagena_portalatin

Nació en la ciudad de Moca, provincia Peravia, República Dominicana, el 18 de junio del año 1918. Fue doctora en Humanidades, con un postgrado en Francia en Museología y Teoría de las Artes Plásticas. Formó parte del grupo de “La Poesía Sorprendida”, en el que participaron también Franklin Mieses Burgos, Antonio Fernández Spencer y Mariano Lebrón Saviñón. Publicó los libros de poemas “Víspera del sueño”, 1944; “Del sueño al mundo”, 1945; “Mi mundo el mar”, 1953; “Una mujer está sola”, 1955; “La voz desatada”, 1962; “La tierra escrita”, 1967; “Yania tierra”, 1981; “En la casa del tiempo”, 1984. También publicó el libro de cuentos “Tablero”, de 1978, y las novelas “Escalera para Electra”, 1970, y “La tarde en que murió Estefanía”, 1983. También escribió ensayos e investigaciones sobre los indígenas de la isla Española, y sobre la herencia africana del país. Su poema “Una mujer está sola” y su novela “Escalera para Electra”, finalista del premio Biblioteca Breve en el año 1969, la dieron a conocer a nivel nacional e internacional. Murió en Santo Domingo en 1994.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s