Reseñas de libros:

“Voces propias” recoge conversaciones con escritores, artistas y personalidades latinoamericanas. René Rodríguez Soriano se concentra más en las obras de los voces propiasentrevistados que en sus vidas privadas, lo cual también se agradece. Cada conversación intenta ser una pieza literaria. Rodríguez Soriano entrevista sobre todo a personas que conoce, a escritores que él quiere entrevistar, por lo cual es el libro de un conocedor, no de alguien a quien se le ha impuesto escribir sobre unos temas específicos, o sobre una serie de artistas específicos: él ha decidido libremente quiénes quiere que se encuentren en su libro, y quiénes no. Entre los “elegidos” para estas conversaciones se encuentran: Sergio Ramírez, Máximo Vega, Marcio Veloz Maggiolo, Casandra Damirón, etc. Editado por el Departamento de Cultura del Banco Central de la República Dominicana.

 

 

 

Esta antología recoge los cuentos de toda la vida de René Rodríguez Soriano, uno de jugar al sollos cuentistas más importantes de la República Dominicana. El libro entrega una muestra representativa de sus cuentos, originales, impecablemente escritos, urbanos, llenos de humor y al mismo tiempo de cierta melancolía. El prólogo y la selección son de Máximo Vega, que escribe sobre el autor: “La dificultad al escoger cuáles textos llenarían las páginas de “Jugar al Sol, más de 13 cuentos de René Rodríguez Soriano”, residió precisamente en esto: no se escogieron los cuentos atendiendo sólo a su calidad formal, puesto que debimos entonces escogerlos casi todos, sino a su representatividad, a que transmiten una idea precisa al lector de una forma de narrar, la del autor, placentera antes que nada en la forma, independientemente de la historia que se cuenta, lo cual parece en desuso hoy día”. Editado por Mediaisla Editores y Ediciones Juguete de Madera.

 

 

13 cuentos cortos editados por Mediaisla Editores, que comprueban la fortaleza de la nueva narrativa dominicana. La fantasía y la realidad se unen para crear historias a veces sórdidas, a veces sorprendentes. De este libro de Máximo Vega se dice, en su portada finalcontraportada: “Braceando entre impedidos, piperos, abusadores y abusadas, Máximo Vega realiza un viaje equilibrado y ciego por las turbias aguas de la alucinación y el tedio; ausculta, disecciona, siente y resiente la desafección, la inquina y el maltrato con los que la turba va empozando esa masa oscura que sólo tiene precio y nombradía a dos o tres columnas en la crónica roja; narra y se narra, en una crónica que nos en-vuelve a todos, nos revuelve con repulsión, con rabia. La reacción Philips constituye una galería de espejos rotos, sucios, tapados a posta; espejos a los cuales la prosa equilibrada y sobria del narrador vira de revés para mostrarnos que, detrás del azogue o el barniz, late la ciudad real; no el espejismo o el recuerdo que lucimos en el selfie. En las esquinas y arrabales donde se mueven los personajes de Máximo Vega —diría Piglia— todo existe sin tensión; todo es real y uno se mueve o se retira con repulsión o pena, deslumbrado. El asco, el estupor, es singular y múltiple. Uno termina odiándose a sí mismo, impotente ante la abulia y el desdén con los cuales a diario posamos y, como los gatos, con arena lo cubrimos todo. La reacción Philips, pieza por pieza, constituye un conjunto de imágenes perfectamente sincronizadas que nos permiten ver y oír esa realidad borgeana que normalmente queremos traslapar.”

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s